La sonrisa de Rómulo Peer

Hay personas de ojos grandes y bellos que sonríen con la mirada mientras desarman y conquistan. Otras lo hacen con una boca amplia y sincera, o con una nariz expresiva. Algunos sólo saben hacerlo con unas mejillas de forja, esféricas e incandescentes. Pero nadie como Rómulo Peer sonríe con las caderas. Unas caderas rectas y livianas, que aderezan sus ocurrencias de hombre sencillo con un discreto dejarse caer a la derecha casi imperceptible. Una sonrisa que es un guiño cómplice, subrepticio regalo para los que lo amamos.

Publicado por Elmiro Higgs

Escribo minirrelatos y otras cosas

3 comentarios sobre “La sonrisa de Rómulo Peer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: